UN GESTO QUE SALVA VIDAS

Nuestra sociedad sigue viviendo momentos difíciles a causa del Covid-19. Ayer el Santo Padre, nos pidió una jornada de oración y ayuno para que Dios tuviera misericordia de nosotros y acabara con la pandemia en todo el mundo.

¡Dejemos que Dios haga su trabajo! A nosotros, ahora nos corresponde hacer el nuestro, y que no es otro que apoyar a la Iglesia en su tarea, siempre presente, de ayudar a aquellas personas más débiles y vulnerables.

En notícias anteriores, les propusimos diversas alternativas para colaborar con la Iglesia. Una vez más, apelamos a su generosidad, para que marquen con una “X” la casilla de la declaración del IRPF, que destina el 0,7% de nuestros impuestos a las actividades de la Iglesia Católica, y también a otras finalidades sociales. Aunque, si así lo desean, pueden marcar las dos casillas en la declaración, pues no son excluyentes.

Un pequeño gesto, puede cambiar la vida de muchas personas, y darles una oportunidad que ahora no tienen. Como cristianos, tenemos una responsabilidad para con todos los necesitados, no lo olvidemos.

Si desean más información sobre las diversas formas de ayudar a la Iglesia, pueden consultar la siguiente página web: https://esglesia.barcelona/es/documents/suplemento-monografico-sobre-la-campana-de-asignacion-tributaria-2020/

¡Muchas gracias!

1 comentario en “UN GESTO QUE SALVA VIDAS”

Los comentarios están cerrados.